• Anibal Venegas

Los Aspirantes: Joaco, le reptil.

Alternando el ejemplo de Jiles se encuentra el de Joaco, el auténtico y verdadero abuelo. Ambos comparten la J inicial, sin embargo, no se les puede comparar, imposible. Porque mientras la primera es una recién llegada al festín del juego de tronos, el segundo chapotea en la ciénaga política desde que el mundo empezó a ser. Algo así como el eterno aspirante. Para todos quienes vivimos la infancia en los 90 y la adolescencia y adultez en el nuevo milenio, Joaco ha sido alcalde, ministro, alcalde, ministro, alcalde y una y otra vez alcalde. Y, sobre todo, candidato a supremo dignatario. Y si no es candidato, su nombre revolotea igualmente como un enorme zancudo indefenso entremedio de los dichosos sondeos de opinión. Joaco es una de las pocas certezas que tenemos en la vida, a la altura del olor a poto de un Costanera o la turbiedad del Támesis capitalino.


A diferencia de una teatral Pame, una mal vestida Yasna o un deconstruccionista Daniil, Joaco nunca ha renegado de las bondades del capitalismo (que los otros llaman neoliberalismo): de hecho, él se educó para esparcir en estilo trovador y a la vez urbano la semilla de la desregulación total y la ausencia del pérfido y sucio Estado en todos los ámbitos de la vida humana, que para Joaco empieza desde el instante mismo de la concepción. A diferencia de una Yasna, por ejemplo, él sí tuvo buenas notas y no ingresó a la ingeniería con 500 puntos en el examen de Aptitudes. A diferencia de una Pame, por ejemplo, él no se desentiende de las responsabilidades en el dormitorio a fin de evitar nepotismos. A diferencia de Oscar Danilovich, por ejemplo, bueno, con el materialista histórico sí han coincidido, sí han hallado puntos de vista y frentes en común.


Eso sí, hasta que el viento trae nuevos bríos y entonces hay que cambiar el paradigma de base para alcanzar las auténticas cimas de la opinión pública que nunca le ha creído del todo su inocente simpatía y aparente dadivosidad. Una carrera política puede verse en peligro debido a una observación precipitada, por eso él es cauto a la hora de explicar si A, B, C o D. Joaco es y ha sido de todo: supernumerario, demócrata-independiente, admirador de Jaime, Bachelover-Aliancista, Social-Demócrata, Allendista-Derechista con enfoque de derechos fundamentales. De ahí que cobre cada vez más fuerza el rumor que ora respecto a su supuesta naturaleza reptiliana. ¿Qué argumentos existen y que sostienen dicha teoría? ¿Será pura conspiración? ¿Quién es Ioakim Ioakimovich? ¿Cómo se conduce el eterno ministro, alcalde y aspirante en la vida “ordinaria”? Vamos a ver.


Personalidad

Es una auténtica desgracia que entre su propio apellido y Lanvin exista una sola, una maldita e intrusiva consonante de diferencia. Una letra puede marcar el destino de forma inexorable, y así como un Vidal jamás será Vial, o un Colimán un Coleman, Joaco no podría colgarse de la elegancia y sofisticación de la casa de modas francesa. De otro modo le hubiera sacado partido hace tiempo ¡Colecciones de alta costura hechas en la Ligua para las buenas gentes sin casa solariega ni mucho menos tiempo libre! ¡Y tal como gestó en su tiempo las dichosas playas, dietas de quinientos pesos a base de salchichas PF hervidas o pistas de esquí de fantasía a la medida del proletariado!


Por lo mismo el candidato no vio necesariamente con malos ojos la llegada de su nuera, Katherine, a la vida común y a la cabeza de un municipio. No obstante su pertenencia a una prelatura que se ufana de sobria y entregada al trabajo bien hecho (sobre eso más abajo), los resabios de la extracción popular de Katherine no incomodaron al patriarca en tanto redundaron en publicidad gratis, para él, para la familia, para la Unión Demócrata Independiente.


Qué ordinariez eso de los ositos de peluche y el zangoloteo y los trajes fucsia tan cortos y ajustados, pero qué se le va a hacer, la galla es parte del clan, y no sólo eso, sus estupideces se transforman en trending topic a la velocidad de la luz. Lady Kathy ha reventado Twitter e Instagram, así como los noticieros, paneles de expertos, columnas de opinión y por supuesto los matinales que se hicieron el pino con sus menjunjes. Así pues, hablamos de Joaco, el tolerante. Por tolerancia quiso iniciarla en el intrincado mundo de la política fina y sobria con un vocabulario del campo de la economía católica que Katherine no entiende, cosechando pura indiferencia. Por tolerancia también trató de proyectar la carrera de su nuera con miras a una segunda estancia en el sillón municipal, pero los planes culturales se fueron al trasto. Qué lástima, en un día de mayo, tan glorioso y cálido.

Joaco, verde de rabia por las bienvenidas locuras de su nuera...

Las etapas de un hombre

Uno de sus rasgos fundamentales y del que no ha renegado nunca, es su envestidura supernumeraria marca Opus Dei. Eso es más que una pose, es una forma de vida, una estrategia espiritual para hacer frente a esa vida con miras a la santificación. J. el supernumerario no solo aspira al trono de palacio, él quiere ser Santo. ¿Y qué significa eso de supernumerario? Básicamente: un miembro activo de la “obra” inaugurada en España por Escrivá de Balaguer, y que aparte de santificar todo decir, hacer, parecer, vestir, comer, poseer y retener se compromete a echar al mundo a cuanto crío pueda concebir en compañía de su mujer-mujer, tantos, taaaantos, ojalá más allá de la docena. Por eso viven en casas tipo hueveras, eso sí, sobrias y elegantes y que asimismo integran el diseño internacional, con jardín establecido, piscina, un enorme parterre de madreselvas y miles de rosas. Allí se instala la “tropa”. Los supernumerarios son gente cuica del lejano Oriente santiaguino, pero que no hacen alarde de lo que tienen, todo lo contrario. De ser posible el sweater gris Ripley debe rotar, de una generación a la siguiente, urge poner a la vista la voluntad interna de no apegarse en demasía a las cosas materiales, aunque no le hacen el quite a la servidumbre, a la que, dicho sea de paso, tratan con guante de seda.


Y ojalá enchufar a la nana en algún cursillo organizado por Nocedal, una fundación de la “obra” que tiene por fin último entrenar a los empleados domésticos en una correcta, precisa y matemática limpieza de una casa entera. Con tanto crío bramando por todos lados, una nana bien configurada y programada se transforma en bien de primera necesidad. Por lo mismo muchas nanas de familias supernumerarias decidieron libre y voluntariamente hacer la cuarentena en casa de los patrones, porque también es posible que ellas mismas no hayan tenido el tiempo suficiente para establecer su tropa. Es posible que ellas ni si quiera tengan vida personal, pero ¿Qué importancia tiene eso frente al magno proyecto de buscar la santidad en el trabajo bien hecho? ¿En la limpieza de los ceniceros de lapislázuli y malaquita? ¿En el brillo de los suelos de auténtica madera nativa, que en ausencia del vitrificado pueden resplandecer como un árbol de navidad gracias a la técnica del betún de zapatos?


Ser del Opus implica: oponerse al divorcio, a la píldora, al aborto, al pérfido y sucio matrimonio igualitario. También a la presencia del Estado en la organización de las cosas, porque si se tiene por fin último la santidad y se trabaja en pos de ella ¿La gente no termina gestionando su propia felicidad de manera autónoma? Por eso Joaco no se parece al “abuelo”, el amado de la Pame: él sí tiene hijos por montones, que lluevan, el nepotismo no es tema por sus andurriales católicos. De esto se desprende además que conoce muy bien las cochinadas que es posible llevar a cabo en una pieza decorada con sobriedad y buen tono. Viejo bribón.


Horizonte Político

Vinculado a su ethos político está la voluntad de transformarse en Santo, algo que sin duda se ve reflejado no solo en su parecer, sino también en su hacer. Parte de la teoría de la supuesta naturaleza reptiliana de Joaco se basa en las espeluznantes imágenes del postulante que nos llegaron a través de un emisario, concretamente del programa Tolerancia Cero –por ese tiempo, aún compuesto por Felipe Bianchi, Fernando Paulsen y el depredador Villegas– y que de acuerdo a voces expertas en la materia están ligadas a su pertenencia a la prelatura. ¿Qué significaban esos ojos oscuros, sin pupila? Según consignan dichas voces, particularmente la de una derrotada postulanta a la Constituyente (psiquiatra, parte del lote facho), Joaco se habría arrancado los ojos en su oscuro y pérfido ritual:


“Sacarse los ojos, o más bien las pupilas, es parte de un ritual satánico que realiza el Opus cuando alcanzan la calidad de supernumerario. El objetivo, según redactó Escrivá de Balaguer, consiste en esconder las emociones de la gente común y corriente”. “Yo creo que acá estamos ante la evidencia de lo peligrosas que pueden resultar estas sectas religiosas. Sacarse los ojos no tiene nada de sano y habla de la carencia de juicio que tienen estas personas. Los militares deberían hacer algo e intervenir el Opus Dei antes que pase a mayores. Lo mismo denuncié con Antares de la Luz y nadie me hizo caso” (Doctora Cordero, Gamba, diciembre de 2014).


Han pasado los días, meses y años, los niños de ese entonces crecieron y se transformaron en público objetivo de alguna porquería cosmética. Joaco ha vuelto, por fortuna, a los ojos normales. Es muy probable que la cita se deba a un lapsus de locura temporal –nada inusual en la fracasada candidata–, pero arroja luces respecto a la ceguera, quizá no física, pero ceguera al fin y al cabo, del aspirante a la Moneda. ¿Es posible que después del 18 de octubre y luego de la derrota del domingo, un candidato de UDI piense que tiene posibilidades de convertirse en presidente?

Un día cualquiera en la vida de un hombre
Público Objetivo

Se trata de dos frentes, opuestos entre sí, pero de idéntica importancia, al menos en lo que a lo que a recolección de votos concierne. Una diva se debe a su público, entonces por mucho Bacheletismo-Aliancista que haya en la “ruta” lavinesca, por muchos encuentros fortuitos con Traves a principios del 2000, en primer lugar y en segundo lugar están los vecinos de la comuna. “Los” porque Las Condes aún no se ha visto comprometida severa ni espiritualmente con la subversión lingüística que tiene a lugares como, por ejemplo, Recoleta, rodeada de vecines, y eso que el nombre debiera ser “Los Condes”. Las Condes: primera comuna no binaria de Chile. En cualquier caso, la gran mayoría votante no tiene idea ni mucho menos interés en la dimensión política del uso del español en modo “inclusivo”, a ellos les preocupa otra cosa de lo que se puede hablar cuando alguien pregunta para animar un almuerzo en Isidora, o cuando nadie pregunta en la sección cartas al Director de El Mercurio. La horrible, ladina, caprichosa, inexplicable y taimada delincuencia.


Joaco no se escaquea con las responsabilidades inherentes a su envestidura de funcionario y en seguida recogió el guante e instaló globos multicolores al más puro estilo turco en Capadocia, pero en lugar de festival internacional con fotógrafos amateur, de National Geographic y Lonely Planet, aquí había ciudadanos vigilados con drones travestidos a fin de no arruinar la impresión estética del parque adyacente, donde la muchachada rubia arranca un triple Lutz en la pista hielo en invierno y en verano… no están, para eso hay Cachagua, Santo Domingo, Pucón y Vichuquén.


La fiesta duró poco, buuu, al parecer los falsos globos aerostáticos se entrometían vilmente en eso que llaman vida personal. El cuerpo de policía del condado se mantuvo inconmovible eso sí, firme en su compleja arremetida contra el bandidaje desatado en la forma de un portonazo a un regio Volvo o al pisoteo inmisericorde de una mata de bambúes de auténtica factura nipona que estaba ahí para engalanar un enorme jardín consolidado, no para desquitar la rabia de un fulanito de tal, oscuro, de feos e insondables ambientes. Por fortuna el Estallido Social explotó en el centro: ya en 2019 Joaco no tenía sus queridos drones, pero al menos la vecindad de El Golf podía salir a chupetear un helado o correr a las ofertas del “Alto” y del otro horripilante Mall. La Mary Rose Macgill sacaba tranquilamente a pasear a la Sofía en los impecables prados ingleses. Los votantes son fieles, por lo mismo garabatearon “Rechazo” en la papeleta. Las cosas no han de cambiar, deben ser como siempre han sido, qué se le va a hacer, resentidos ha habido desde el principio de los tiempos.

Joaco hablándole a los pobres

Sin embargo, esto no quita el profundo interés MAYÚSCULO de la UDI por el universo popular, que en la cabeza de sus líderes conforman un grupo colorista y a la vez homogéneo y que puertas adentro deben llamar flaites, picantes y rotos ordinarios. De cara a los medios de comunicación, obvio, se refieren al “pueblo”, “la ciudadanía”, a la gente “humilde” y de “esfuerzo” que, sin embargo, no obstante la lógica elemental, son tan inteligentes, sueñan con un Chile más de derecha y sin el zarpazo del Estado que anhela a toda costa entrometerse en los emprendimientos. Una ciudadanía que ha de mantenerse en su sitio, lejos, muy lejos, en otra comarca a la que se puede y debe acceder, a fin de conseguir votos, de dos formas: construyendo casuchas vía pertenencia a Misiones o Techos para Chile o durante la campaña. Les encanta besuquear borrachos, a las fanáticas de la Maldonado o al señor sin dientes que cuando le preguntan la hora es capaz de largarse a llorar a mares. Es en estos grupos donde Joaco se olvida de la delincuencia y de la refinada Corporación Cultural e invita a sonreír a beneficio de un país unificado, sin odios ni deudas profundas, sin resentimientos de ninguna especie ¿Acaso el niño con déficit proveniente de la escuela pública (nada de calefacción) no sabe que únicamente depende de él mismo transformarse en un estupendo científico, qué va, en magnate de la venta de mermeladas caseras cuya producción es costeada con burocráticos capitales semilla? Si no lo sabe, vote por mí.


Así pues, Joaco allendista, Joaco mete-saca, Joaco el Santo, Joaco social-demócrata, Joaco revolucionario. ¿Quién es el aspirante a príncipe? ¿Será verdad eso de reptiliano? La evidencia empírica podría transformar, por vez primera, una teoría de la conspiración en verdad absoluta. Atentas y atentos a estos candidatos de sonrisa fácil y de mirada oscura e insondable…

530 views